LA IMPORTANCIA DE UN BAR EN EL HOTEL

14bar.png

El bar en un hotel es tan importante como cualquier otro de sus servicios y comodidades. Permite la oportunidad de ofrecer un punto de encuentro donde huéspedes y visitantes pueden integrarse con residentes locales y ofrecerles entretenimiento, lo que añade valor agregado y refuerza la presencia de la marca.

No importa el tamaño ni el espacio o si las instalaciones no cuentan con una piscina, spa o gimnasio, todo hotel debe tener un bar bien equipado. No es necesario que el bar del hotel ofrezca un gran menú de cócteles con toda bebida imaginable, el objetivo siempre es ofrecerle al cliente un espacio atractivo y memorable, en el cual pueda pasar un buen rato.

1bar.jpg

Hay que asegurarse que el bar siempre cuente con todo lo necesario, que ofrezca una buena atención por parte del personal y que tenga entre sus filas un mixólogo capacitado. No tener los suficientes recursos para la demanda puede afectar la relación entre el cliente y la marca inmediatamente, así que es importante ser consientes de tener suficientes ingredientes. Esto también aplica para todo recurso como vasos, destapa corchos y cualquier otro utensilio que se necesite para preparar bebidas.

El diseño del espacio destinado para el bar, más allá de las bebidas, es lo que atraerá al cliente curioso para visitarlo en primera instancia. El ambiente y decoración debe de ser congruente con la identidad del hotel; ya sea un cocktail bar, piano bar, un bar en la piscina o una discoteca, no se debe olvidar que se trata de una extensión del hotel, pero al mismo tiempo de un espacio único.

Un bar bien diseñado contribuye con la dinámica del modelo de negocio del hotel, lo nutre con nuevos tipos de cliente, refuerza su reputación y a su vez lo convierte un lugar atractivo con una propuesta adicional y recreativa, digna de experimentar una y otra vez.