¿Como seleccionar las persianas o cortinas perfectas para tu espacio?

Las cortinas en la decoración constituyen un elemento tanto funcional como decorativo. Sirven para filtrar la luz natural, crear intimidad o acompañar el estilo de la decoración. También pueden utilizarse para realzar la vista al exterior.

Por su variedad y su influencia en la decoración, el uso de cortinas debe ser analizado previamente a su elección. Se debe considerar el propósito de la cortina, el estilo decorativo del ambiente y el tamaño de la ventana. Con estos datos podemos definir el tipo de cortina a utilizar, el tamaño, la tela y el color o diseño.

1persianabd.jpg

1. Definir la función de la cortina:

Las variables pueden ser muchas, incluso una suma de varias. Sin embargo es preciso aclarar cuál o cuáles serán los motivos en el que tengamos que pensar en una cortina. Estos pueden ser:

  • Filtrar (tapar o disminuir) el paso de la luz.
  • Resguardar la privacidad.
  • Reforzar un estilo decorativo.
  • Acompañar o combinar con ciertos detalles de color o estilo a otro elemento de la decoración: una alfombra, el tapizado de un sillón, el empapelado.
  • Realzar una vista al exterior.
  • Cubrir una vista al exterior
  • Ampliar o reducir visualmente una habitación o una ventana.

     2. Elegir el tipo de cortina:

Una vez que tenemos claro para que vamos a usar la cortina, se pueden empezar a definir los detalles estéticos: tipo de cortina, color, tela. El tipo de cortina está dado principalmente por el sistema utilizado para colgarla y el diseño adecuado a ese sistema.

     3. Elegir la tela:

Al margen de las consideraciones meramente estéticas que se deberán atender en cada caso en particular, una buena razón para elegir la tela es dar con el tejido adecuado que nos permita dejar pasar la luz requerida.

En habitaciones con pocas horas de sol directo, es conveniente una cortina ligera y traslúcida, que permita el paso de luz pero que ofrezca intimidad. En cambio, en habitaciones expuestas a mucha luz solar, se requieren cortinas más gruesas, que eviten excesivo calor en verano y el desgaste durante todo el año de muebles y objetos producido por los rayos solares.

     4. Elegir el color y diseño de la cortina:

El color de la cortina es determinante en la decoración o en el efecto que se quiera lograr. Las cortinas oscuras reducen visualmente la habitación, mientras que las cortinas claras la agrandan. Los estampados grandes deben ser utilizados cuidadosamente.

Siempre tome en cuenta el material, el color y el diseño de las telas con que están tapizados los muebles del lugar donde va a colgar las cortinas; también es importante considerar el color de las paredes y el tipo de piso, alfombra, o tapetes para que todo armonice.

Te invitamos a ver nuestros catélogos aquí

2persianasbd.jpg